skip to Main Content
ACI USA Inc.: 2813 Executive Park Drive Suite #205, Weston, FL 33331   |   Teléfono: 786-224-0868

Pavimento 101: las 4 evaluaciones de calidad que se utilizan en la ingeniería civil

sistema de gestión de ingeniería civil

La capacidad relativa del pavimento para soportar al tráfico durante un período de tiempo determina su rendimiento. En un sistema de gestión de ingeniería civil, el proceso de evaluación del pavimento se utiliza para encontrar su nivel de rendimiento, y suele consistir en un sistema de mediciones objetivas. Estos sistemas varían a la hora de establecer las prioridades de mantenimiento, determinar las estrategias de mantenimiento y predecir el rendimiento del pavimento. Independientemente del sistema, todos utilizan estas evaluaciones de calidad del pavimento para llegar a sus conclusiones.

Rugosidad: En la evaluación del pavimento, la rugosidad se refiere a las irregularidades de la superficie del pavimento que afectarían negativamente a la calidad de la conducción de un vehículo. La rugosidad del pavimento también tendrá un impacto monetario en los conductores que afectará a los costes de explotación de los vehículos, el consumo de combustible y los costes de mantenimiento.

Resistencia al derrape: Cuando se impide que un neumático rote los deslizamientos a lo largo de la superficie del pavimento, se crea una fuerza conocida como resistencia al deslizamiento. Estos datos son importantes al evaluar el pavimento porque un pavimento con una resistencia al derrape inadecuada provocará un mayor número de accidentes relacionados con el derrape. Dado que la mayoría de los organismos que gestionan las carreteras tienen la obligación de hacer que éstas sean seguras para los conductores, el cuidado de la resistencia al derrape es un deber importante.

Dificultades en la superficie: Como una medida de datos en general, el deterioro de la superficie cubre cualquier signo de rendimiento del pavimento que indique que es desfavorable o que está sujeto a un fallo inminente. Las formas de deterioro de la superficie pueden clasificarse en fractura, distorsión y desintegración. Las fracturas se forman a partir de una carga excesiva o de la fatiga y pueden presentarse en forma de grietas o desconchados. La distorsión se refiere a cuando el pavimento se deforma y la desintegración se produce cuando el pavimento se desgasta o se desgarra.

Deformación: En la evaluación de los pavimentos, la magnitud y la forma de la deformación dependen de varios factores. Entre ellos figuran el volumen y el tipo de tráfico que soporta el pavimento, la forma en que la temperatura y la humedad afectan a la estructura del pavimento y la sección estructural del mismo. La desviación se mide en la distancia vertical de la superficie que se desvía como resultado de una carga aplicada al pavimento.

 Se estima que en los Estados Unidos más de un tercio de las principales carreteras del país están en malas o mediocres condiciones. La evaluación del pavimento es un método crítico para mejorar estas carreteras y predecir cuándo necesitarán reparaciones.

Back To Top