skip to Main Content
ACI USA Inc.: 2813 Executive Park Drive Suite #205, Weston, FL 33331   |   Teléfono: 786-224-0868

Las 5 presas más increíbles de los Estados Unidos

Los ingenieros civiles han demostrado grandes hazañas en el diseño estructural cuando crearon algunas de las presas más grandes de los Estados Unidos. Aunque la ingenieria civil aplique procedimientos tan complejos como el método de los elementos finitos y los tipos de análisis de elementos finitos, cualquiera puede ver los resultados de sus increíbles trabajos. Un dato no menor es que la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles ha considerado inseguras más de 4.095 de sus represas, sin embargo, estas impresionantes estructuras han permanecido en pie durante décadas, y en algunos casos siglos.

1.       Presa de Oroville: Ubicada en el río Feather de California, la presa de Oroville es la más alta de los Estados Unidos con 770 pies. En su base, se extiende por tres cuartos de milla. Esta presa está diseñada para controlar el embalse del lago Oroville, que proporciona agua potable, energía hidroeléctrica y actividades recreativas basadas en el agua, al tiempo que reduce al mínimo los daños causados por las inundaciones. Oficialmente inaugurada en 1968 después de siete años de construcción, la presa ha estado en pie durante cincuenta años.

2.       Presa Hoover: La presa Hoover es quizás la presa más famosa de Estados Unidos y fue sin duda el proyecto de ingeniería más caro del país en ese momento. Fue construida entre 1931 y 1935 y tiene 726 pies de altura, lo que la convirtió en la presa más alta hasta que se construyó la de Oroville. La base de la presa mide 600 pies de ancho y toda la estructura pesa 6,6 millones de toneladas. La presa Hoover se extiende a lo largo de la frontera entre Nevada y Arizona, conteniendo el río Colorado y controlando el embalse artificial del lago Mead.

3.       Presa Dworshak: Como la tercera presa más alta del país, la presa de Dworshak se enorgullece de tener el eje recto más alto (en oposición al curvo) del hemisferio occidental. Como esto seguramente requirió una cuidadosa aplicación del método de elementos finitos para controlar la interacción fluido-estructura, se tardó casi siete años en construirlo. A pesar de estos elogios, hubo mucha controversia sobre la construcción y la propuesta de expansión de esta presa de Idaho en relación con la perturbación de la vida silvestre en la zona.

4.       Presa Glen Canyon: La presa Glen Canyon se construyó entre 1956 y 1966 en la parte superior del río Colorado, cerca de Page, Arizona. Detrás de ella, la presa forma el lago Powell, el segundo mayor depósito de América hecho por el hombre. Además de gestionar la distribución del agua en la cuenca del río y de generar energía hidroeléctrica, la presa asegura menos sequías para los que están aguas abajo.

5.       Presa de acero Ashfork-Bainbridge: Esta estructura se completó en 1898 y ha contenido agua desde antes que el estado en el que se encuentra, Arizona, fuera oficialmente parte de la Unión. A diferencia de la mayoría de las presas del país, fue construida con acero y no había intenciones de construirla con fines de generación de hidroelectricidad.

Una empresa de ingeniería civil diseñaría en la actualidad una infraestructura de agua con el método de elementos finitos para asegurar las presas más estables y ambientalmente sostenibles. Cuando presas como la de Ashfork-Bainbridge se construyeron por primera vez a una humilde altura de 46 pies, no podían imaginar lo lejos que los desarrollos de la ingeniería civil fueron capaces de llegar.

Back To Top